Replanteemos el paradigma #PostJefazošŸ«”

Esta semana Luis ha dicho una obviedad. Una obviedad tan tan tan grande que parece que se nos ha olvidado a todos. Por eso es necesario volverla a decir, una y mil veces. 

Y no solo se nos ha olvidado. Algo peor. Hemos institucionalizado y normalizado lo contrario: el que fracasa siempre es el alumno.

Lanzo una pregunta a los profes, a modo de reflexiĆ³n: ĀæDe todos los alumnos a los que hemos suspendido o empujado a repetir curso (como miembros del equipo docente que lo decide), cuĆ”ntos de ellos son vĆ­ctimas del fracaso del sistema en el que estĆ”n inmersos y no del suyo propio?

Si la respuesta es uno solo, ya merece la pena este debate.

Replanteemos el paradigma, dice Luis. Tan asentada estĆ” esa equivocada concepciĆ³n del origen del fracaso que es necesario replantear el paradigma. Es necesario un sopapo en nuestras rollizas mejillas para salir de nuestra burbuja y darnos cuenta de que las costuras del sistema educativo estĆ”n formando una brecha por la que caen y desaparecen personas en forma de alumno. Personas a las que se condena a un futuro, por lo pronto, incierto.

El sistema educativo ha fracasado. No ha sabido dar respuesta a la diversidad del alumnado. No siempre el que fracasa es el alumno, no.

Por vergĆ¼enza no nos atrevemos a decirlo lo suficiente, no se nos ponga a los profes todavĆ­a mĆ”s en entredicho. ā€œEl alumno merece repetirā€. Malos tiempos para el colectivo docente, tambiĆ©n, sĆ­.

Una plaquita en todos los centros educativos con el tuit de Luis, por favor. Por lo menos, que no se nos olvide lo obvio.

Comparte con tus amigos: